Pertenecer a una asociación inmobiliaria ¿beneficia a los clientes?

Pertenecer a una asociación inmobiliaria ¿beneficia a los clientes?

Por supuesto y sin duda, pertenecer a una asociación inmobiliaria aporta muchas ventajas. Aunque no siempre estas son percibidas por todo el mundo y por eso es interesante que profundicemos un poco en el tema.

Vamos a verlo.

Tú solo contra el mundo no es lo más práctico

Existen multitud de negocios inmobiliarios y muchos de ellos apenas funcionan más allá de su barrio o contexto inmediato. Pero seamos realistas, esos no son los cambios más frecuentes entre personas y/o familias.

Sí que es cierto que hay un pequeño porcentaje de personas que disfrutan con el arraigo social. Se crían en una zona y esperan pasar allí la vida e incluso desean que sus hijos lo hagan también.

No obstante, no todos tenemos esa suerte o ese mismo deseo. Y, ya sea por trabajo o buscando unas características concretas, se mueven de un lugar a otro o incluso cambian de población.

Una vivienda es una inversión importante y cada posible comprador valora múltiples opciones y preferencias. Los accesos al trabajo, los servicios de que disponen los alrededores, el precio y otros factores.

De hecho, la ubicación y el tipo de inmueble son las dos principales variables, pero no las únicas. También la orientación, la distribución, el valor y el tamaño son importantes.

Esto significa que, acudir a tu inmobiliaria más cercana, va a limitar mucho las posibilidades de encontrar lo que buscas. Algo que no pasa cuando dicha inmobiliaria pertenece a una asociación.

Y, si tienes un negocio inmobiliario, te interesa asociarte.

¿Por qué una asociación inmobiliaria?

Las asociaciones inmobiliarias manejan bases de datos comunes. Tienen acceso a una gran cantidad de inmuebles, con lo que no estarían supeditadas a su entorno inmediato.

De esta forma, pueden gestionar operaciones de cualquier tipo. Con lo que se trata de una forma de trabajo colaborativa que beneficia y mucho a cualquier cliente. Y, por lo tanto, también a las empresas. Hablamos de un win – win (todos ganan).

Asimismo, el acceso a los pormenores locales que afectan a unas y otras comunidades, quedarían solventados rápidamente. Lo que permite que un cliente pueda informarse antes de desplazarse y encontrar vivienda en cualquier lugar que precise.

Venta, alquiler, alquiler vacacional y todas sus variantes

No solo hay que contemplar los cambios radicales. En ocasiones los traslados son temporales y también por ocio o por placer. Operaciones que se pueden realizar a través de asociaciones.

En cualquier caso, el profesional inmobiliario asociado puede filtrar por los criterios de búsqueda de su cliente. Y, una vez localizado el o los inmuebles que reúnes las características, hablar con las inmobiliarias que los gestionan.

De esta forma, los profesionales intercambian la información necesaria para que ambas partes puedan cerrar el trato. Conciertan visitas o se facilitan toda la información requerida.

Una vez tomada la decisión, dichos profesionales median en las firmas y cesión de documentos para que todo esté correcto. Otra preocupación menos para los particulares implicados.

Y, finalmente, comparten los cobros por las operaciones según lo acordado.

Pertenecer a una asociación unifica criterios y métodos

Otro beneficio interesante es la unificación de criterios. Porque cuando las empresas se asocian comparten información y formación, lo que las convierte en más eficientes. Además de ser empresas más actualizadas.

Explotan las mejores herramientas a su alcance y siguen ciertos parámetros. Lo que significa que también contemplan un mismo marco legal ¡sin sorpresas! Algo que siempre aporta seguridad y tranquilidad a los clientes.

Y es que los recursos son limitados. Además, imagina si una inmobiliaria pequeña tuviera que invertir en programas de software específicos. O de diseño y edición de vídeos para inmuebles.

Su poder adquisitivo sería ínfimo comparado con el de una asociación inmobiliaria. Lo que beneficiaría al cliente dotándole de formatos innovadores y diferentes en los que recibir la información.

Esto significa que una asociación multiplica el poder adquisitivo de un negocio. Al mismo tiempo que mejora la experiencia del usuario o cliente.

No olvides que estamos en un mercado muy visual

Como cliente quieres ver y conocer todo tipo de detalles antes de tomar una decisión. Y si puedes hacerlo con la máxima comodidad mejor. Pero como profesional eso se traduce en una constante inversión que debes reducir y secuenciar.

Por eso, asociarte con otras empresas inmobiliarias es tan beneficioso para ambas partes.

Aun así, si te queda cualquier duda respecto a porqué es tan interesante pertenecer a una asociación inmobiliaria, ponte en contacto con nosotros. Te explicaremos con detalle todo lo que debas saber ¿alguna duda?

¿Te gusta este artículo?

Share on facebook
Compartir en Facebook
Share on twitter
Compartir en Twitter
Share on linkedin
Compartir en Linkdin
Share on pinterest
Compartir en Pinterest