Qué hacer si ocupan mi vivienda habitual

Qué hacer si ocupan mi vivienda habitual

La ocupación es el efecto de habitar o apoderarse de un edificio ajeno para vivir en él. Además de suponer una situación que a algunos de nosotros nos preocupa enormemente.

En el caso de que ocupen tu vivienda habitual actual existen una serie de pasos que tienes que seguir para lograr buenos resultados. Por ejemplo, aprovechando tu ausencia por unas vacaciones o similar, llegas de nuevo a casa y te encuentras a extraños viviendo en ella.

Aunque estas situaciones son poco frecuentes y suelen darse más en viviendas vacías o que pertenecen a un banco. Por lo que, no constituye un problema social al que estás expuesto en gran medida.

De acuerdo con los expertos, el objetivo de las ocupaciones son las viviendas vacías o pisos anunciados para la venta. Así como promociones listas a entregar o propiedades de los bancos.

Todos ellos lugares en los que el propietario no detecta el problema hasta pasados varios días o meses.

Este es un aspecto a tener en cuenta en el momento de echar al ocupante de un edificio. Ya que, legalmente, el procedimiento de desalojo cambia si es una vivienda habitual, una residencia o una casa abandonada.

Qué hacer ante la ocupación de una vivienda habitual

Si pasas por esta situación poco regular debes saber que la policía dispone de 48 horas para desalojar sin una orden judicial. Ya que se trata de un delito de allanamiento de morada cometido en ese instante. Por eso insistimos en esto: las primeras 24 a 48 horas son fundamentales.

En este caso debes ir por la vía penal y denunciar el delito de allanamiento, mientras que si esperas 48 horas el proceso cambia a desahucio por precario.

El procedimiento penal es más rápido, por eso, en cuanto detectas el problema en tu vivienda tienes que ir y poner la denuncia. Pero, tendrás que suministrar toda la documentación que sustente que el inmueble te pertenece y demostrar que tu casa ha sido ocupada.

Luego, la policía hará acto de presencia, amparados por la denuncia colocada, notificando si la cerradura fue violada.

Y en caso de violación de un contrato de alquiler, el propietario debe mostrar dicho documenta y aclarar el incumplimiento del mismo. Así justifica la existencia de un verdadero allanamiento de morada.

Después, un juez verifica la identificación del propietario y del ocupante; es un proceso complejo ya que el inquilino no se suele identificar. Lo que deja en manos de la policía la labor de investigar para conocer su identidad. Pero el juez tarda un máximo de un mes, tras cursar la denuncia, para ejecutar el desahucio de los ocupantes.

El papel de los sistemas de seguridad o vigilancia

Si cuentas con un sistema para detectar la intrusión puedes agilizar la presencia de los cuerpos de seguridad y evitar el allanamiento. Por ejemplo, alguna alarma con cámaras o similar.

En este caso, si la policía logra evitarlo, los ocupantes pueden ser detenidos por delito flagrante o simplemente desalojados de manera inmediata.

El procedimiento cambia cuando la vivienda no es la habitual del propietario, para ello debes buscar el camino civil. Y, como ya imaginarás, es un poco más lento.

Es una situación que va en aumento en los últimos años y que ocurre en barrios y edificios cada vez más específicos. Y es importante que, como propietario, no actúes por cuenta propia.

Esto podría retrasar aún más el proceso judicial. Además, puedes incurrir en el delito de realización arbitraria lo cual tiene una pena entre 6 a 12 meses de cárcel. Cuidado con esto.

Lamentablemente, no hay mucho más que aportar. Por eso es importante que, si tienes alguna vivienda vacía, la protejas con alguno de los diferentes medios que existen actualmente. Como las alarmas o las puertas especiales anti ocupación.

Pero lo mejor que puedes hacer es buscar algún tipo de salida para tu inmueble, ya sea a través de la venta o el alquiler. De esta forma, lo pondrás a trabajar para ti y evitar posibles sustos.

Y si quieres valorar las opciones a tu alcance, en Inmobiliaria RK Red Oriol de Orihuela podemos ayudarte. Resolveremos todas tus dudas y buscaremos la opción más rentable para ti. Te esperamos.

¿Te gusta este artículo?

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkdin
Compartir en Pinterest