Viajamos hasta Tel Aviv para presentar una impresionante y majestuosa vivienda a la que se accede a través de un puente, como si de un castillo se tratase, casa que además está confinada tras un muro.

La modernidad y tradición comparten espacio en el diseño y la luz solar incide sobre una estructura que proyecta unas sombras recordando a las celosías de la zona. El agua también cobra una gran importancia la piscina invita a disfrutar del exterior, para eso se ha construido un comedor al aire libre y una sala de estar cubierta; una manera extraordinaria de disfrutar del clima cálido.

Los 800 metros cuadrados se distribuyen para crear una vivienda funcional con un diseño moderno y un tejado que parece elevarse en uno de sus extremos.
¿Te sientes capaz de atravesar el puente para disfrutar de esta original vivienda?

Compártelo:
WhatsApp chat